Zumba Ciudadana

¿Cómo empezamos con la tarea de participación ciudadana? Como le hacemos cada que hacemos ejercicio… Estiramiento, calentamiento. La participación ciudadana no es más que nuestro ejercicio de ciudadanía. Aunque pudiera tornarse complicado, no es difícil, no si te estiraste y canlentaste lo suficiente para aguantar la jornada.
Dando la bienvenida a este espacio de interacción les invito a hacer realmente la reflexión, de ¿cuánto le invertimos a prepararnos para participar? ¿realmente es necesario el estiramiento y calentamiento? Constantemente creemos participar activamente en la sociedad, al quejarnos de discursos zoeces del Presidente Municipal (ALCDETI como se hace llamar), al reclamar al interior de nuestros carros sobre la falta de coordinación de semáforos, sobre la pobre cultura de vialidad, que al parecer una mayoría de la ciudadanía no sabe cómo utilizar las glorietas, sobre cuáles debieran ser los requisitos para obtener permiso como taxi libre (los opuestos a los que actualmente permiten que personas no calificadas para manejar lo hagan) y del transporte municipal, escribir mensajes. comentarios, en páginas de redes sociales de “denuncia” ciudadana así como grupos de Whatsapp. Pero la realidad de las cosas es que esas participaciones que si bien son valiosas para no normalizar lo que es realmente detrimental al día a día de la sociedad, no incide en las políticas públicas, se queda enfrascado en nuestro carros, en nuestros círculos sociales. Es por eso que invitamos al ejercicio de la ciudadanía y no solo al reclamo ciudadano. Caiganle a practicar Zumba en lugar de estar viendo como otros le hacen como que bailan, ganan una millonada y al final ni sudaron.
Para empezar, conozcamos a quienes en este proceso electoral manifestaron su interés y lograron una constancia de aspirantes a candidaturas independientes para la Gubernatura, Diputaciones y Munícipes. El ejercicio de la ciudadanía también incluye el apoyar a otras personas en su propio ejercicio, como cuando asumes la responsabilidad de motivar a una amistad a ir al gimnasio, a la clase semanal de Zumba. Asumamos nuestra responsabilidad de ciudadanía.

Publicado originalmente el 7 de febrero de 2019, por Daniela Ramírez